viernes, 5 de enero de 2018

 EL DÍA DE REYES.           

                Se aproxima el día en que la tradición consagra para que los pueblos se vistan de alegría. Al igual que Navidad, fecha que tiene con ésta una estrecha vinculación histórica y religiosa en la leyenda, el alma de los pueblos se puntualizará en un breve paréntesis en su duro y cotidiano trajín, y ha de sonreír, infantil y claramente, uniendo a la alegría de los niños la de los grandes, que acaso cobra esta vez singular claridad en la efusión de ternura a que nos obliga la sonrisa ingenua de los labios inocentes.

                Volverán, infaltables mensajeros de la buena nueva, hasta los niños, Melchor, Gaspar y Baltasar, los tres Reyes Magos, trayéndoles el presente de sus regalos: la linda muñequita, de carita sonriente y de ojos muy grandes y muy fijos y de labios muy rojos; o el “auto” o el tren diminuto, que habrán de correr  presurosos, tras el conductor improvisado, en la acera de su casa; o el bizarro corcel en que, diestro y bravo jinete, el niño, dormido tras las últimas palabras del cuento que inventó la buena madre o la abuelita de cabellos blancos, se sustituyó al héroe imaginario.

                Así será alegre el despertar de muchos niños, de muchos niños ricos. Hasta ellos abrigará la fortuna el camino por el cual habían de venir los tres Reyes Magos de la leyenda a depositar en sus zapatitos el juguete deseado, en tanto que pasarán, sintiendo a buen seguro el dolor de la injusticia, a la vera de muchos niños pobres sin poder llegar hasta los zapatitos humildes, rotos, que en la vivienda miserable, junto al jergón que hace de lecho, esperarán en vano el presente de los buenos Magos.

                ¡Oh¡ ¡No habría de reír el pueblo si en lo íntimo de su conciencia pensara siquiera un momento en esta tremenda injusticia humana que llega hasta el corazón mismo de los niños pobres, arrancándole la protesta serena y humilde un llanto infantil¡ Pero nadie, o casi nadie, ha pensado en ello, y ellos mismos habrán de reír después, perdonando santamente.

                De tantas, de tantísimas Sociedades como existen en pueblos como el nuestro, ni una, ni una sola ha tenido la idea de una práctica generosa que se ha impuesto hace ya muchos años en otros países, y que llega hasta los hogares pobres a dejar juguetes y dulces para los niños.

                ¡Ojalá que estas pequeñas, cuan grandes disquisiciones de un hombre que se ha formado en el dolor y en la lucha, encuentren eco favorable en el corazón de sus semejantes, y, en acto de elevada generosidad, puedan llevar a los niños pobres el regalo que hoy, vanamente, esperan ellos de los Reyes Magos¡…
Aurelio Mato.
Puebla, diciembre 1921
El Noroeste Zamorano, 30 de diciembre de 1921

(Nota.- Y un 05 de enero, de 1950, se fue de este mundo mi abuelo, el autor del artículo.)

martes, 26 de diciembre de 2017

1922-Felicitación


"EL NOROESTE ZAMORANO

desea a todos sus paisanos
un feliz y próspero año 1922"

(Así consta en un pequeño recuadro del periódico del 30-diciembre-1921 de El Noroeste Zamorano, el adorno de las velas es un añadido actual, para darle color y luz, como hicieron todas las personas que colaboraron en tan importante empresa para Sanabria y Carballeda).



miércoles, 19 de abril de 2017

D. Enrique Romero Escudero - Inmemoriam.



     En 1960, un día como hoy, 19 de abril, falleció en Madrid D. ENRIQUE ROMERO ESCUDERO, cervato y cofundador de EL NOROESTE ZAMORANO, cuyo legado sigue entre nosotros, debemos recordarlo por el beneficio que nos procuró a Sanabria y Carballeda.

viernes, 10 de marzo de 2017

A los carballeses y sanabreses "de dentro y de fuera", proyecto intercultural.

En este este periódico regional, El Noroeste Zamorano, participaron hace casi un siglo, los carballeses y sanabreses "de dentro y de fuera", ya estuvieran en sus pueblos de origen, ya la vida les hubiera llevado a otras tierras de España o a otros países del mundo, ese sí que fue un "proyecto intercultural" y sin fronteras; tal vez podríamos ahora participar contando las historias entretejidas en sus páginas.
¿Comenzamos?

ORDEN PRE/107/2017, de 23 de febrero, por la que se establecen las Bases reguladoras para la concesión de subvenciones para proyectos interculturales en materia de inmigración dirigidas a asociaciones de inmigrantes de Castilla y León."

jueves, 5 de enero de 2017

La 2ª etapa de El Noroeste Zamorano, defensor de Sanabria y Carballeda.

 Periódico El Noroeste Zamorano 2ª  etapa.
          El periódico regional “El Noroeste Zamorano, defensor de Sanabria y Carballeda”, tuvo una segunda vida , de la que van resurgiendo testimonios de al menos el año 1930, como el de esta postal que le remitía un suscriptor, desde Villafranca de los Barros, (Badajoz), a mi abuelo  y director D. Aurelio Mato Romero, (todavía no puedo precisar los años que duró esta nueva empresa).

          Mi abuelo falleció una tarde de Reyes Magos, un  día de ilusión como tantas veces escribió, por eso hoy, 05 de enero, mi homenaje a él, por siempre, dejando constancia de su obra.
         
          Agradeceré todas las informaciones que sobre el periódico se me faciliten.


         !Feliz día de Ilusión para todos!

lunes, 15 de febrero de 2016

15 de febrero de 1920 - nace EL NOROESTE ZAMORANO.


     El 15 de febrero de 1920 nació con el esfuerzo de muchos carballeses y sanabreses EL NOROESTE ZAMORANO, periódico quincenal e independiente, defensor de Sanabria y Carballeda.  (1ª fase: 1920-1926, siendo Gerente: D. Enrique Romero Escudero y Administrador: D. Maximiliano Santiago Prieto),

“… por amor a la tierra donde nacieron y que tan olvidada ha estado por los que tenían la obligación de engrandecerla …”, 

este era su IDEAL:

Ideario de EL NOROESTE ZAMORANO (1920-1926).


Para “El Noroeste Zamorano”.

    A una idea sublime, redentora,
debes el ser, NOROESTE ZAMORANO,
y por ser privativa de un paisano,
me ennoblece, me encanta, me enamora.

    Por tu fisonomía nadie ignora
el deber que al nacer te impuso ufano
tu ilustre autor, el noble ciudadano
que a su patria región ferviente adora.

    Cumple, pues, tus destinos con presteza
reclamando el derecho que se veda
al país de más sólida belleza.

    Para que autoridad se te conceda
te nombran su adalid, o cabecera,
los pueblos de Sanabria y Carballeda.

                       (Soneto de AMADOR DE LA SIERRA – 1920)


... /...


 RATIFICAMOS NUESTRA INDEPENDENCIA .

                En el lenguaje de la picaresca universal hay un adagio que, sea cualquiera su agresividad – por serlo mucho en español nos lo callamos -, quiere decir que juzgamos a los demás y sus actos por lo que nosotros somos y sentimos: y así ahora, cuando EL NOROESTE ZAMORANO ha comenzado a revelar lo que se propone, su fuerza y sus medios de acción, las energías que va a desplegar en bien de la comarca más desatendida de España, los bien hallados con el estado anterior sde cosas, los ignorantes y los demasiado listos, han dado en propalar que hemos encuadrado nuestro pensamiento en el marco de determinada agrupación política.

                Los hechos vendrán a desmentirlos. Desde el primer número dijimos, lo repetiremos siempre que sea preciso, que nuestra fiera independencia en el sustentáculo del periódico, el motor de su Redacción, la base de sus juicios. Pero ¿quiere esto significar que  no aplaudamos a nadie, que no mantengamos con todos las relaciones corteses que la buena crianza exige, que los intereses comarcanos imponen a veces? ¡Menguados estaríamos si la virtualidad de nuestras apreciaciones la fiaramos a la iracundia del vocablo o a la negación del aplauso debido¡ Por lo mismo que pretendemos la bienandanza de todos  nuestros paisanos, sin distinción de matices políticos, no figuramos en ningún partido; por ser altruístas en nuestros propósitos, jamás hipotecaremos nuestras plumas a ideal partidista alguno.

                Deslindados así los campos, conste una vez más que quienquiera que realice actos o manifieste pensamientos que beneficien a Sanabria o Carballeda tendrá el aplauso de EL NOROESTE ZAMORANO; y conste también que, llámese como se llame el que persiga, al exterior o en la sombra, vejar al distrito, hacer que perduren la rutina, el embrutecimiento, la usura, la incomunicación, las plagas que asuelan a nuestra querida región, merecerá la crítica acerba que, recorriendo los fértiles terrenos de Carballeda y Sanabria, hemos oido con frecuencia entristecedora.


                ¡Todo por y para nuestra patria chica¡ ¡Guerra a muerte a cuantos traten de entorpecer su desarrollo¡ Ésta es nuestra divisa, y ésta será la norma de nuestra conducta, a la que atemperaremos, según nuestro leal saber y entender, todas las campañas que vean la luz pública. Ni un ardite nos importará que los sometidos a la censura militen en una u otra agrupación política de las que se disputan la hegemonía del predominio en Sanabria y Carballeda. ¿Está esto claro?